domingo, 26 de octubre de 2014

Bolso con arabescos - Bolsas y mas


 













Materiales
 
50 cm de tela de algodón verde
5 m de cable de electricidad  negro
Rectángulo de cartón
Cinta de enmascarar
Plancha
 
Procedimiento
 
1- Cortar en tela de algodón, verde o del color preferido, las siguientes piezas:
2 rectángulos de 30 cm x 37 cm, una tira de 9 cm de ancho, suficientemente larga, como para contornear tres lados del rectángulo; 2 tiras de 7 cm de ancho con el largo deseado para formar las manijas y por último una tira de 8 cm de ancho que pueda contornear toda la abertura del bolso.

2- Preparar en cartón una pieza de la misma medida que el rectángulo de tela verde.
3- Tomar el cable negro y comenzar a armar rulos y arabescos sobre el recorte de cartón y sujetar con cinta de enmascarar. Tener en cuenta que el cable de electricidad debe estar compuesto por un plástico que se derrita con el calor. Vienen en varios colores y algunos se pueden dividir, pues están compuestos por dos cables bien delgados.
4- Colocar la tela sobre el cable y el cartón, apoyar la plancha bien caliente sobre la tela, para que se adhiera.
5- Una vez obtenida la decoración con cable sobre la tela, comenzar a coser el bolso. Para ello coser la tira de 9 cm de ancho a los tres lados del rectángulo ya preparado con el cable, realizar pinzas en las esquinas y coser con costura recta, reforzar luego con puntada de zig zag los bordes. Esta cinta es el ancho del bolso, por lo tanto unir a ella, de igual forma con costura, el rectángulo trasero.
6- Preparar las manijas cosiendo las tiras de 7 cm de ancho y del largo deseado, doblar por la mitad y coser a lo largo con costura recta, dar vuelta, planchar y pespuntear los dos bordes.
7- Para darle prolijidad a la abertura del bolso coser una cinta de 8 cm de ancho y del largo necesario para contornear la boca del mismo, primero coser por el lado interno, luego volcarla hacia delante, con un doblez y pespuntear, atrapando debajo de este doblez los extremos de las manijas antes preparadas.
8- Si se desea, volcar las manijas hacia arriba sobre el borde del bolso y pespuntear en forma de cruz, para dejarlas bien reforzadas.